sábado, 21 de marzo de 2009

LA TERAPIA DEL ABRAZO



Investigaciones de la medicina de la Nueva Era han descubierto que los mecanismos energéticos se ponen en marcha simplemente con tocarse. Cuando nos damos la mano, besamos o abrazamos, los nieveles de energía sutil(no detectables con los medios de que disponemos) se interpenetran. De este modo se porduce un intercambio de energías entre quienes se tocan, besan o abrazan semejante a la de los campos magnéticos de alta densidad. En ese campo de enrgías que rodea y penetra los sistemas vivientes, y que se conoce como cuerpo etérico, se superpone a nuestra estructura física y es posible que se poduzca el intercambio de energías independientes del tiempo y de la propia materia.


La curación por medio del tacto es tan antigua como el ser humano y se ha utilizado desde la más remota antigüedad. La ciencia actual sigue atenta a las investigaciones y reconoce los beneficios del contacto interpersonal.


La terapia del abrazo es la técnica más rápida y disponible, porque en cualquier circunstancia podemos abrir nuestros brazos y ser abrazados.


El abrazo nos permite de forma inmediata, profunda, intensa y eficaz activar las emociones positivas, subir el sistema inmunológico y recuperar y fortalecer la vinculación, la paz y el equilibrio con nosotros mismos y con nuestros vínculos más cercanos: esposos, padres, hijos, hemanos, amigos...


Cuando abrazamos y somos abrazados recuperamos la confianza en nosotros mismos, redescubirmos nuestras potencialidades e incrementamos nuestros niveles de seguridad, sentimiento de afinidad y pertenencia y la alegría. Lo mejor del abrazo es que siempre que das uno, recibes otro o varios, y no pierdes energías, sino que recargas la tuya propia, y al ponerla en comunicación con la enrgía amorosa del abrazado, se porduce una mutua descarga potentísima de enérgía positiva.


Cuando abrazamos se cre un círculo y un clima cálido de afecto y de seguridad, porque quien abraza le transmite al abrazado un mensaje claro: " En mis brazos puedes sentirte seguro, sabes que cuentas conmigo". Es lo que necesita tu niño cuando tiene miedos o pesadillas, o tu marido cuando en el trabajo no le van bien las cosas, o tú misma cuando estás deprimid@ o triste y entonces tu espos@ te besa y te estrecha entre sus brazos.


El abrazo nos infunde seguridad, protección, confianza, autovaloración positiva y sentimento de pertenencia, de formar parte de alguien o de un grupo humano que te quiere, valora y protege.


Se dice que necesitamos:



  • cuatro abrazos al día para sobrevivir.

  • Ocho abrazos para mantenernos bien.

  • Doce abrazos para crecer y para potenciar nuestras energías positivas.

Por desgracia, la civilización occidental ha reprimido durante siglos el contacto interpersonal y las consecuencias han sido terribles: una sociedad cada vez más neurótica y depresiva, con altas tasas de suicidios y enfermedades mentales, alta tensión arterial y desarrollo de la violencia.


Este interesante artículo es extraído del libro Optimismo Vital de Bernabé Tierno, psicólogo. Amig@s debemos de ponerlo en práctica pero día a día....Otro día os contaré en qué consiste la tactoterapia y sus clases, mientras tanto, practicar mucho y abrazaros y que os abracen, porque "quien abre sus brazos es abrazado". Gracias amig@s.

4 comentarios:

laviana ( Fely) dijo...

me encanta...es verdad,necesitamos abrazos...miminos.....
Yo te doy muuuuchos abrazos preciosa....y un besín.

antonia dijo...

!Hola guapa!es verdad lo importante que es abrazar y las vitaminas para nuestra alma el ser abrazado. yo hace 9 años que voy a amma no se si sabes algo de ella es una india que se pasea por todo el mundo abrazando, se para horas abrazando.A mi me encanta abrazar a las personas.Un abrazo muy grande para ti.

belenuka dijo...

Gracias Fely, uno muy grande y tierno para tí wapa, que con esos dulces de leche que te preparas tan ricos....debe dar gusto abrazarte. Un beso muy fuerte.

belenuka dijo...

Hola Antonia,agradezco también tu visita y tu opinión; No tengo el gústo de conocer a esa india, pero qué suerte y el bien que esa mujer hace ¿no?,me alegra saber de su existencia, como un día tenga la ocasión de cruzame en su camino le daré bufffffffff....multitud de abrazos.
Un beso Antonia y un abrazo muy fuerte para tí también.